Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

miércoles, 22 de julio de 2015

Lenguaje corporal: 6 consejos útiles para un buen manejo del cuerpo.

A la hora de enfrentarnos ante cualquier tipo de público, es común sentir cierto nerviosismo. El problema es que esto puede perjudicar nuestro lenguaje corporal haciendo que nuestra performance no sea buena. Para que esto no suceda, en esta nota te acercamos 6 útiles consejos. 

Dar un discurso, comunicar una nueva medida o tener una entrevista son situaciones que tienen algo en común: todas las miradas estarán puestas en ti. Esto genera que se despierte en la persona cierto nerviosismo que puede hacerla manejar mal su cuerpo comunicando elementos no deseados.

Sin embargo, el lenguaje corporal puede educarse y hasta modificarse, con el fin de colaborar a brindar una buena imágen de nosotros mismos. 

Por eso, si no sabes como dominar tus movimientos involuntarios a continuación te acercamos 6 útiles consejos. 

1. Mira los ojos a la persona 

Mirar al vacío al dar un discurso da la idea de que, cinco minutos antes de hablar, usted memorizó lo que debía pronunciar. Esto quita seriedad a lo dicho y además, aburre a los espectadores. Para que esto no ocurra, recomendamos mirar a los ojos de las personas para brindar seriedad y confianza.

2. No escondas las manos en tu espalda 

Psicólogos especializados en lenguaje corporal aseguran que quien deja las manos en lugares poco visibles tiene algo que esconder. La clave para desarrollar una buena actuación es dejar las manos a la vista sin exagerar en la gesticulación. 

3. Párate derecho y con las piernas medianamente abiertas 

Esta es una pose que te ayudará a mantener el equilibrio y a sentirte cómodo.

4. Concéntrate en no moverte demasiado

Tambalearte, entrecruzar tus dedos, y jugar con tu ropa es clásico en situaciones de estrés. Por eso es importante que te concentres en no hacerlo. Si bien nadie pretende que te mantengas estático, recuerda permanentemente disminuir tus movimientos.

5. Respira hondo 

Cuando sientas que ya no existe una posición en la que puedas encontrarte cómodo, respira. La inhalación y exhalación de aire te reconfortará y te llenará de paciencia y buenas energías.

6. No desplazarse al rededor de la sala 

Caminar de un lado a otro sólo pondrá nerviosos a los espectadores que, al estar sentados deberán moverse constantemente de sus asientos para seguir el hilo del discurso.


2 comentarios: